En la Fundación Lycott, estamos conscientes del impacto que un profesor genera en los alumnos, por lo que al crear este proyecto elegimos cuidadosamente a los mentores que estarían trabajando con nuestros jóvenes, mismos que están certificados como especialistas en sus materias y son motivadores por excelencia.

 

Indiscutiblemente, el importante papel que juegan nuestros maestros y educadores en el desarrollo académico, social y cultural en nuestra sociedad no puede ser ignorad

 

o, si tenemos en cuenta el gran número de jóvenes que ven en el maestro un segundo padre o principal mentor. La participación por parte del maestro en las vidas de nuestros jóvenes es posiblemente la más importante. El maestro contribuye al diseño de la vida en el futuro y la preservación de nuestra civilización.

El papel del maestro es tan importante como la participación de los padres si uno toma en cuenta el tiempo que los maestros pasan con los estudiantes, vigilando sus estudios y ayudándolos en el proceso de su superación como futuros ciudadanos contribuyentes a la sociedad.

Agregado a esto en la Fundación cada profesor se desarrolla profesionalmente en la industria de su materia, lo que permite tener una visión actualizada todo el tiempo sobre lo que se vive en la realidad y a lo que se enfrentarán los jóvenes. Esto sin duda es de gran importancia ya que las herramientas que les brindan a los alumnos son 100% acertadas a la realidad. Cada uno de ellos comparte sus experiencias, logros y futuras metas con los chicos, convirtiéndose en ejemplos claros de éxito.

Algunos de ellos ha compartido sus testimonios de trabajar con nosotros, y estamos muy orgullosos de su trabajo:

 

Rubén Gudiño – Profesor de Robótica

En el tiempo que llevo con éstos jóvenes he aprendido que tenemos grandes chicos con gran potencial para desempeñar cualquier tarea. Veo el entusiasmo que muestran día a día. Tienen interés por aprender, hambre por superarse y aprovechan lo que se les brinda. Cada uno es particular y tienen diferentes puntos de vista, pero todos ellos recaen en que depende tanto de ellos como de nosotros como profesores para mejorar como nación.

Ivonne Rincón Grande – Profesor de Baile

Mi experiencia con Fundación Lyncott ha sido muy satisfactoria y enriquecedora. Trabajar con chicos que vienen en cero en materia de danza y técnica, y ver como poco a poco van desarrollando diferentes habilidades de coordinación, ritmo, destreza y cómo superan el miedo a moverse y a hacer cosas distintas a las que realizan en la vida cotidiana. Es muy agradable ver cómo van tomando un interés en la danza, te preguntan por la música para practicar en su casa y constatar que el arte va ocupando parte de su vida diaria.

PROFESORES DE IMPACTO

Post navigation


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *